Archivo del sitio

Detalles a tener en cuenta para el sonido de bandas en vivo

(Tan solo algunos consejos para los no iniciados en el tema)

Lo que llamamos sonido consiste de, la persona que lo maneja, y su equipamiento, que son, mixer/scrossoverspotencias y bafles (puede ser un sistema separado en grupo de agudos, y grupo de graves, más monitores de escenario, o sistemas más complejos con separación de agudosmedios y graves, más diferentes grupos de monitoreo para cada miembro de la banda). El mismo también debería proveer los micrófonos, con sus respectivos cables (o inalámbricos), hay músicos que prefieren usar un tipo de micrófono en particular (cantantes: Shure SM58 Beta 58, guitarristas: Shure SM57 para microfonear su amplificador), pero la gran mayoría ni se preocupa por eso, solo les importa tocar y que “el del sonido” se encargue de que suene bien.

Lo mínimo que lleva un músico a un evento, es su propio instrumento, o varios en algunos casos (hay guitarristas que tocan con tres o más guitarras diferentes a lo largo de su show). En el caso de las guitarras y bajos eléctricos, estos requieren de amplificadores específicos para guitarra y bajo, hay músicos que enchufan su instrumento a lo que haya sobre el escenario, otros prefieren viajar con su propio amplificador, porque, además de sus efectos (pedales y/o racks), el “ampli” es tan parte de sus sonido como su instrumento. Los bajos, además, al igual que las guitarras “electro-acústicas” (o “electro-criollas” en caso de cuerdas de nylon) y teclados, pueden ser conectados directamente a la mesa de mezclas (consola/mixer) del sistema de sonido. Guitarras criollas, clásicas, flamencas, acústicas, y la gran mayoría de los instrumentos acústicos (pianos, violines, saxos y otros vientos, instrumentos de percusión, etc.) deben ser microfoneados, lo cual es responsabilidad de la persona que maneja el sonido, por lo tanto se le debe informar de los “requisitos de microfoneado” (cantidad de miembros de las bandas y los instrumentos que tocan) para que vaya preparado con el equipo necesario. En el caso de amplificadores de guitarras y bajos eléctricos, existen músicos que prefieren monitorear su señal directamente de estos, cuando son de tamaño “pequeño” o “mediano” son microfoneados para obtener la señal que llega al público, el músico se escucha a si mismo por su amplificador o a través de los monitores de escenario. Hay quien viaja con amplificadores de los que llamaremos “de gran tamaño” (alta potencia), el sonido de estos puede llegar directamente al público, sin necesidad de microfoneado, aunque se los puede microfonear a pedido del músico y combinar el sonido directo de estos con el que llega a la mesa de mezclas a través de los micrófonos.

El gran dilema siempre en un evento en el que participan bandas, es la batería, por empezar las cualidades acústicas de este instrumento hacen que produzcan sonido de gran volumen, aun así, pueden requerir de microfoneado dependiendo de las características del lugar donde se toca, el otro problema que suele presentar este instrumento es su gran tamaño y dificultad para transportarlo. Nuevamente, siempre hay músicos que prefieren tocar con sus propios instrumentos, pero hay muchos bateristas que se limitan a viajar solamente con sus platos, fierros (soportes para platillos) y baquetas (palillos), o escobillas, o varillas, dependiendo del género musical. La solución es que una de las bandas participantes ofrezca su batería para que quede armada fija en el escenario (y ya microfoneada, si así se requiere), para que sea utilizada por los diferentes bateristas que participen en el evento, los cuales agregarán sus fierros y platos, y acomodarán estos y las otras partes de la batería a su forma particular de tocar. La otra posibilidad es alquilar una batería para tal fin (ya afinada, para ahorrar tiempo). Si se opta por usar el “método” de batería fija (la mejor opción solamente si la mayor parte de las agrupaciones participantes usan este instrumento), debería haber fierros extras disponibles para aquellos bateristas que solo viajen con sus platos.

En el caso de que el lugar donde se realice el evento conste con sonido propio, se deben coordinar todas estas cosas con la persona encargada del mismo, algunas bandas (casi ninguna, pero se puede dar) viajan con su propia “persona de sonido”, que ya conoce sus temas y sabe la mezcla apropiada para cada uno de ellos, o la mezcla general de toda la banda para sonar en vivo.

Puede pasar que el hecho de que cada banda suene bien, dependa de la buena comunicación, la buena onda, y el buen trato con la persona encargada del sonido. Si el músico sabe lo que quiere y como pedirlo, esta persona puede ayudarlo a obtenerlo con su experiencia y conocimiento, mediante la mezcla, y con sus equipos, si el músico no maneja el “lenguaje” que esta persona utiliza, es mejor que lo deje hacer su trabajo, y que no lo irrite con peticiones molestas, irrazonables, o inentendibles, después de todo, él conoce el equipamiento con el que trabaja, y en el mejor de los casos, también conoce el lugar y la “acústica” del mismo.

Lista de canales para sonido en vivo

Canal Instrumento Micrófono Efectos
01 Bombo Beta 52 Gate/Comp
02 Redoblante SM57 Gate/Comp
03 Hi-Hat SM81
04 Tom 1 Beta 98/Beta 56 Gate
05 Tom 2 Beta 98/Beta 56 Gate
06 Tom 3 Beta 98/Beta 56 Gate
07 Overhead L SM81
08 Overhead R SM81
09 Bajo DI Comp
10 Guitarra eléctrica SM57 Comp
11 Guitarra acústica DI Comp
12 Vocalista Beta 58 Comp
13 Coro 1 SM58 Comp
14 Coro 2 SM58 Comp
15 Teclado L LINE
16 Teclado R LINE

Gate: Compuerta de ruidos
Comp: Compresión

Detalles

Estos son los datos para una banda promedio, con batería, bajo, guitarra eléctrica, guitarra acústica, un cantante, un teclado, y que dos de sus miembros hacen coros. Para una banda con este formato se necesita como mínimo una consola mezcladora de audio de 16 canales.

Todos los micrófonos que aparecen en la lista son marca Shure, pero el del sonido puede decidir qué tipo de micrófonos usar para cada instrumento, si condensadores o dinámicos, o que marca y modelo usar dentro de los que disponga o los que considere adecuados.

La batería en este caso se encuentra totalmente microfoneada, aunque el encargado del sonido puede decidir prescindir de algunos micrófonos o agregar más. En este caso se usó un único Shure SM57 para el redoblante, pero una configuración habitual es usar dos, uno para la parte de arriba y otro para la parte de abajo. El tom 1 sería el tom agudo, el 2 el medio, y el 3 el grave, también llamado tom de piso o chancha, aunque la lista recomienda usar Beta 98 o Beta 56 para ellos, también pueden usarse SM57. Los overhead son micrófonos que van por encima de la batería y pueden ser ubicados en dos configuraciones, la primera para registrar el sonido de los platos (el hi-hat, los splash, los crash, los china, y los ride) para lo cual, en este caso, se usan dos mics, uno para los de la izquierda (L) y otro para los de la derecha (R). La otra configuración común de los overhead es obtener una imagen estéreo del sonido global de la batería. Para esta tarea se suelen utilizar condensadores de tipo cilíndrico (tanto en vivo como en estudio) o condensadores de diafragma grande (utilizados con mayor frecuencia solo en estudio debido a su gran sensibilidad al sonido).

El bajo y la guitarra acústica están pasados a la consola de mezclas a través de cajas directas (DI), aparatos diseñados para “estabilizar” la señal (eliminar voltajes e interferencias no deseadas) de estos instrumentos, aunque también pueden ser conectadas directamente por línea (LINE) a la consola, lo que significa conectarlos directamente por cable, pero por la impedancia de estos instrumentos, especialmente del bajo, se suele usar siempre DI para su conexión.

El amplificador de la guitarra eléctrica está microfoneado con un Shure SM57.

La señal del teclado es estéreo (L y R) y va directamente por línea a la consola.

Si alguna banda no trae sus propios amplificadores para tocar, deberá haber algunos disponibles para ellos sobre el escenario, los cuales pueden ser alquilados por el tiempo que dure el evento.

Dependiendo de la cantidad de guitarristas que tenga la banda se necesitará un amplificador de guitarra eléctrica para cada uno de ellos, es recomendable que tengan una potencia de entre 40 y 100 watts, dependiendo de las características y tamaño del lugar donde se toque, a mayor cantidad de público es necesaria más potencia. Si el bajista también necesita amplificador, por lo general usan amplis cuya potencia puede ser de entre 100 a 400 watts o más, pero si la señal del bajo será enviada a la consola de mezclas por línea o por DI, puede no hacer falta un amplificador para este instrumento, el bajista se escucha a sí mismo a través de los monitores de escenario, a menos que solicite uno porque le es más cómodo monitorear su sonido y controlar su ecualización a través de un ampli, en ese caso se puede usar uno cuya potencia puede ser incluso inferior a los 100 watts pero es esencial que disponga de salida directa balanceada tipo canon (XLR) para conectarlo por cable a la consola de mezclas.

Algunas recomendaciones de amplificadores para sonido en vivo

Transistorizados:
Peavey TransTube (cualquier modelo de entre 40 y 120 watts)
Marshall MG (cualquier modelo de entre 50 a 100 watts)

Híbridos:
Marshall Valvestate I (cualquier modelo de entre 40 y 80 watts)
Marshall Valvestate II (cualquier modelo entre 65 y 100 watts)
Marshall AVT (cualquier modelo de entre 50 y 150 watts)

Nacionales:
Roller (cualquier modelo entre 50 y 150 watts)
Nativo (cualquier modelo entre 45 y 100 watts)
Wenstone (cualquier modelo entre 50 y 160 watts)
ElectroVox (cualquier modelo entre 40 y 100 watts)

Para bajo se puede usar cualquier amplificador de las marcas anteriormente mencionadas cuya potencia sea de entre un mínimo de 60 watts a un máximo de 500 watts (entre 100 y 400 recomendado), con salida de línea balanceada.

Otras marcas de amplificadores que se pueden tener en cuenta son Hartke, Crate y Laney.

Si te gusta lo que lees considera contribuir con este blog para que el mismo pueda tener más y mejor contenido. Contribuir.

Licencia Creative Commons
Esta obra de Juan Pablo Castañeda está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 3.0 Unported.

Anuncios