Opinión sobre el fanatismo

Al despertar esta mañana y entrar a YouTube encuentro que una persona que conozco había subido un video, y lleno de intriga me puse a verlo, trataba sobre la opinión de una persona que estimo sobre el fanatismo, y no pude más que abrir Word y ponerme a escribir una respuesta con todos los pensamientos que en ese momento cruzaban por mi mente.

Mi respuesta

Definitivamente así como hay fanáticos de algún deporte, o deportista, o artista, o actividad en particular, tambien puede haber anti-fanáticos de todas esas cosas pero, como bien dijiste, tambien hay aquellos que son anti-fanáticos del fanatismo en sí, curiosamente un anti-fanático que defienda tanto su postura como lo hace alguien que es fanático de algo, es definitivamente, un fanático. Fanático de su propio anti-fanatismo. Lo mismo que los ateos o agnósticos obsesionados con su filosofía de vida que siempre andan buscando algún religioso con quien discutir, ellos practican eso en lo que creen con el mismo fanatismo que lo hacen aquellos a quienes desprecian precisamente por ser así. Del mismo modo, podríamos hablar del fanatismo de algunos vegetarianos y veganos, como sea, hablamos de extremos, ese extremo en el cual tu vida depende de demostrar a los demás lo equivocados que están. Algo con lo que me he sentido cómodo gran parte de mi vida, ya que suelo ser el primero en expresarme elocuentemente para demostrar que el otro está equivocado cuando estoy seguro de que lo está. Solía hacerlo todo el tiempo, y aún lo sigo haciendo, solo que con menor frecuencia de antes. Definitivamente nos vamos moviendo hacía posturas que nos permiten una mejor convivencia con nuestro entorno. Podemos hablar de calidades en la composición o interpretación de determinada pieza, y claro, si comparamos a ese nivel, músicos de gran fama hoy en día se quedan chicos antes los grandes del pasado. Pero al parecer, antes que el sentido crítico que nos permite juzgar el virtuosismo de un intérprete o compositor, está algo que a veces solemos olvidar que ahí está, el gusto, a la gente puede gustarle cualquier cosa sin tener razones para eso, seguramente si pudiéramos analizar psicológicamente a cada uno, encontraríamos ciertas predisposiciones para desarrollar determinados gustos, pero para lo que estamos hablando hoy, eso no viene al caso, ya que estamos tratando de expresar que no está mal que te guste algo aunque ese algo sea criticado de falta de profesionalismo, falta de calidad, de inventiva, de virtuosismo, o de lo que sea, por personas que supuestamente saben de lo que hablan, ya que cuando algo te gusta, no se trata de poder explicar el por qué te gusta, y todos sabemos que la mayoría fracasarían al explicarlo, ya que el “ay! porque es tan lindo!” no es un argumento válido cuando lo que se analiza es su música y no su apariencia física. Pero nuevamente se trata de tu gusto, algo que ya tenés formado, y nada de lo que yo diga podrá cambiar tu opinión. En esos casos se suele hablar de pasión, algo que todavía sigo sin entender, soy una persona que carece totalmente de eso que llaman pasión, me ha tocado hablar con personas que terminan diciéndome frases como “¿un argentino que no le gusta el mate?” o “¿un hombre que no le gusta el futbol?” entre otras, la mayoría de las personas parecen no ser conscientes de la enorme cantidad de personas que viven en este planeta, ni de la propia “enormidad” del planeta mismo, ni de las distancias, ni de la diversidad que puede existir en un mundo tan vasto, si tu reacción es esa al hablar con alguien como Nahuel o como yo, especialmente cuando hablamos de nuestros gustos musicales, entonces, ¿no estás siendo tan “cerrado” como aquellos que alguna vez te dijeron que tu música o tus creencias eran una mierda?, se trata de tolerancia, no quiero discutir si lo que a mí me gusta tiene una calidad musical superior que a lo que vos te gusta, seguramente esa sea mi opinión, pero no lo voy a decir para empezar una discusión con alguien que no está dispuesto a cambiar la suya solo porque alguien más se lo diga, de hecho, yo no cambiaría la mía, soy lo bastante consiente de que lo que me gusta es algo que quiero disfrutar todos los días, y no porque alguien me diga que la música clásica o Sonata Arctica, o Iron Maiden son una mierda, voy a dejar de escucharlos para empezar a escuchar a Justin Bieber o a Arjona. Bien, si podemos llegar a esa conclusión por nosotros mismos, no nos queda otra que aceptar que los fanáticos de Bieber o Arjona no dejarán de serlo sin importar que tan científicas sean las pruebas de que su música es inferior y que hay cosas mucho mejores, porque no se trata de una competencia sobre quien escucha mejor música, se trata de gustos, y sobre gustos no hay nada escrito. Bueno, de hecho si lo hay, pero el refrán quiere decir que te puede gustar cualquier cosa, incluso lo que a otras personas puede parecerles repugnante, y eso no está mal, no está mal que te guste, está mal que quieras imponérmelo porque mi juicio es diferente al tuyo, y no vas a lograr cambiarlo solo porque creas que lo tuyo es mejor que lo mío, así como yo tampoco lograré cambiarte a vos. Ya que no hay una manera de medir o pesar los gustos, si realmente disfrutamos de lo que nos gusta no nos detenemos a pensar si es técnicamente correcto o si la letra dice realmente algo o repite 20 veces la misma palabra, o si fue grabado en un mega estudio o en la casa de un amigo de la banda.

Hablando de youtubbers, sí, es totalmente ridículo adorar a alguien que lo único que hace es prender una camarita y hablar frente a ella, puedo admirar a alguien que le ha hecho una buena producción a su video, tanto en el guion, como en la imagen y el sonido, pero no adorarlo, eso sería realmente ridículo, porque como vos dijiste, son personas normales, como vos, como yo, como Jesús el que está ahí. Sobre criticarlos porque lucran con lo que hacen, mm, primero y principal, ¿está mal ganar dinero por algo en lo que te esforzás?, segundo, no ganan tanto, lo que te puede dar YouTube puede llegar a ser muy poco, el propio sistema impide que sea mucho, para cobrar un “sueldo” subiendo videos a YouTube, primero tenés que hacerles ganar mucha plata a ellos, entonces ellos te dan un pequeña parte de lo que ellos ganaron en “agradecimiento”, y eso solamente si tus videos tienen millones de visitas, por menos de eso, el cheque que te llega de Google ni vale la pena levantarse de la cama para hacer otro video, sin duda alguna muchos lo hacen porque les gusta. Por otro lado, algo que si te da, es una fanbase, es decir, gente que te sigue, y que acepta tus consejos, o adopta tus modas o modismos, y eso tiene valor para otras empresas, el product placement, tus fanáticos usarán aquello que usas, y les gustará aquello que a ti te gusta, o por lo menos las cosas que recomiendas en tus videos, siempre pueden estar siendo pagados para decir o mostrar tal cosa, aunque quienes son honestos con la gente que los sigue, si bien aceptan el dinero de la empresa les ofrece con intenciones publicitarias, suelen hacerlo con cosas que realmente les gusta, así que no están mintiendo, solo están viviendo de lo que les gusta hacer, lo mismo que los músicos, si no podés vender tu música, ganar derechos de autor por ella, ni vender entradas a tus recitales, ¿de qué vivís? Grabar un disco cuesta muchísimo dinero, ¿vas a gastar esa suma cada año, o cada año y medio para no ganar nada a cambio? Algunos si lo hacen, sus bandas son tan pequeñas que tienen que moverse de barrio en barrio tocando donde sea para vender una remera o un CD, para poder comprar la nafta para ir al siguiente barrio. Y eso no los hace ni más ni menos artistas. Así como tampoco ganar millones con su música hace menos artistas a otros, podés decir que no te gusta, y exponer las razones del por qué no, seguramente comparándolos con lo que si te gusta, pero están viviendo de su música, mm, si, algunos tienen fama injustificada, o al menos, injusta, algunos son productos creados intencionalmente para provocar fanatismo y lucrar con eso, pero otros han llegado a donde están con esfuerzo, y siendo músicos de verdad, sin importar que tan mal toquen, si encuentran gente a la que le gusta lo que tocan, ya está, ya tienen fans, y ya pueden vivir de eso.

Sobre guitarristas, el propio Kurt Cobain, y esto es algo que he dicho muchas veces, y tambien mucha gente ya lo sabe, él dijo “prefiero ser el peor de los mejores y no el mejor de los peores”. Y si, no vas encontrar complejidad melódica, ni armónica en las composiciones de Nirvana, pero algunas cosas, y lo digo por experiencia propia, si tienen cierta complejidad rítmica, no mucha, pero puede resultar complejo, si ya pasaste esa etapa, tocar y cantar al mismo tiempo las canciones de Kurt no es difícil, pero más allá de eso sin duda alguna la parte más destacada de su música está en las letras, en su opinión o en lo que expresan, aun cuando al leerlas puede que no encuentres aquello que te gusta encontrar en una letra, tenés que ubicar en que ámbito fueron escritas, que sentimientos expresan, sin duda alguna se puede decir que fue un adulto interesante por tener una infancia complicada. E incluso sabiéndolo puede no gustarte su música, por ser tan diferente a lo que te gusta, en lo personal si he escuchado Nirvana en una época de mi vida, pero lo dejé al poco tiempo al encontrar cosas que me iban gustando más, y al aprender a disfrutar de ciertas complejidades, algo que no todo el mundo puede llegar a hacer, a algunos les gustan las cosas sencillas. En cuanto Guns n Roses, Slash, y Axl Rose, considero que si bien puede agradar a la misma clase de público a la que le gusta Nirvana, Bon Jovi y AC/DC, sí tienen una mayor complejidad musical que la que tiene Nirvana, aunque no tanto como Deep Purple, y podríamos estar nombrando bandas todo el día, pero quiero hacer énfasis, en que hay gente que no nota mayores diferencias entre Guns n Roses, Bon Jovi, Nirvana AC/DC y Led Zeppelin, encuentran diferencias pero las minorizan, en cambio para nosotros son bandas totalmente diferentes que no se parecen en nada, y si bien yo no creo en los géneros musicales, creo que la música es música, es decir, si suena bien está bien, y la gente suele englobar a las bandas que recién mencioné dentro de lo que llaman Hard Rock, para mí, de la forma en como yo, mi mente, o mis oídos perciben la música, podría clasificar a cada una de ellas en géneros musicales totalmente diferentes uno del otro, porque las diferencias que percibo son mayores, tanto como para necesitar otro sistema de clasificación, si es que estuviera preocupado por catalogar a la música que escucho para que todo tenga un orden de sucesión y un nombre basado en como suenan y sus diferencias con otros.

Entonces, hay gente con oídos menos exigentes que otros, que solo porque lo que escuchan se parece en una o dos cosas, ya las ubican como de la misma familia o rama del rock, cuando nosotros, por la forma en la que escuchamos la música, notamos esos cientos de detalles con nos hace sentirlas como lo suficientemente diferente para negarnos a aceptar que tienen una raíz común. Y no vamos a hablar de la evolución del rock, porque hay algunos fanáticos dispuestos a discutir fervientemente para defender aquello en lo que creen, pero me ha tocado en el pasado, descubrir que lo creen viene de una revista o libro que leyeron cuando eran adolescentes, si, de una sola fuente, ninguna opinión puede estar más cercana a la realidad que otras si está basada en una sola fuente, hay que obtener mucha más información de muchas fuentes diferentes, para contrastar y sopesar todo conocimiento que adquiramos y formar con ello una opinión que podríamos defender ante alguien que posea los mismos conocimientos que nosotros pero que haya formado una opinión diferente a la nuestra. Por eso no me interesa clasificar la música bajo un sistema de géneros ni discutir sobre ello para ver cuál clasificación es más acertada que otras. Tratándose de música, quiero escucharla, y disfrutarla, aunque en mi caso disfrutarla podría ser debatir con mis amigos sobre determinadas decisiones en la composición, grabación, edición, mezcla y masterización, o sobre el significado de las letras, porque me gusta conversar con gente que tiene diferentes opiniones a las mías, eso me obliga a activar mi cerebro para defender mis posturas, y esos procesos mentales pueden llegar a demostrarme a mí mismo que estaba equivocado en lo que creía, y terminar dándole la razón a mi amigo, o aún mejor, llegar a una conclusión que contradiga a ambas posturas, la de mi amigo y la mía antes de llegar a esa conclusión, eso es algo que personalmente disfruto mucho. Pero entiendo que puede haber mucha gente a la que eso le parezca una ridícula pérdida de tiempo y de esfuerzo, y que eligen vivir sus gustos a través de la pasión más que a través de la razón. Y la pasión es inexplicable, como dije antes, con un acceso directo a la mente y al pasado de esa persona si podría terminar explicando su pasión, pero eso no cambiará el hecho de que su pasión sea totalmente irrazonable, es decir, que por mucho que razone con él no va a cambiar su pasión, porque proviene de algo más profundo que la razón, de hecho puede haberla heredado de sus padres, ¿y cómo cambiar aquello que una persona ha creído durante la totalidad de su vida? Una tarea demasiado complicada para una sola persona, una sola opinión, y una sola razón, si en algún momento de su vida fuera a cambiar por algo que sea todo lo contrario a lo que ahora le gusta, será por haber adquirido muchos conocimientos nuevos, por haber hablado con muchas personas diferentes con diferentes opiniones, y por haber leído muchas fuentes diferentes que lo lleven a razonar su propio fanatismo, encontrar las razones del mismo, y encontrar que estaba equivocado y reemplazarlo por una nueva pasión que sea más adecuada a la persona en la que se ha convertido. No todo el mundo es capaz de un proceso semejante, es más, diría que la mayoría sería incapaz de hacerlo durante lo que dura una vida.

Si te gusta lo que lees considera contribuir con este blog para que el mismo pueda tener más y mejor contenido. Contribuir.

Licencia Creative Commons
Esta obra de Juan Pablo Castañeda está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 3.0 Unported.

Anuncios

Acerca de Juan Pablo Castañeda

Compositor, arreglista, guitarrista y vocalista de la banda de rock Vamos P.A.E.Z. donde también desempeño el rol de técnico de grabación y edición de audio, y de administrador de la página web y de las redes sociales de la banda. Programador, blogger, fotógrafo y videógrafo aficionado.

Publicado el febrero 6, 2015 en Sin categorizar. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: