Mastering, Sound Forge y otros jerbos

Me sorprende la cantidad de gente que veo en las estadísticas del blog llegar a alguno de mis posts tratando de encontrar información sobre como grabar música con Sound Forge. Ya que si bien, este programa en las manos adecuadas, es muy poderoso, no es apto para la tarea en la que lo pretenden usar. Me pregunto yo, ¿que harán con Sound Forge? ¿están usándolo nada más como si fuera una grabadora? o sea, el fuerte de ese programa es la edición de audio, esto significa, cortar y pegar audio, moverlo, hacerlo sonar mas fuerte o mas bajito, aplicar efectos como compresión y limitación, corregir errores como ruidos, zumbidos, o suprimir frecuencias que generan armonías disonantes o que simplemente no queremos en nuestra grabación. Estas características hacen a Sound Forge un excelente programa para dos cosas, primero, la creación de efectos de sonido, digamos para películas, series, programas de televisión, dibujos animados, videojuegos, cuando se necesita una explosión, una puerta que se abre, o algún sonido raro proveniente de algún extraterrestre o robot. La otra cosa para la que Sound Forge es bueno además de la edición de sonidos como los mencionados anteriormente es que gracias a sus potentes plugins, más aquellos que se le pueden agregar, se lo puede emplear para la masterización de un proyecto. Pero ojo, la masterización es el final de cada proyecto musical en el que nos embarquemos, es el paso previo a la replicación, así como esta es el paso previo a la distribución de nuestra obra en un medio fonográfico. En fin, masterizar no se trata nada mas de aplicarle compresión y ecualización a la mezcla definitiva de nuestras canciones, mucho menos se trata de hacerlas sonar mas fuerte, la masterización es un proceso largo y complicado, y quien o quienes estén a cargo de la misma deben tener un oído privilegiado. Ya que deben encontrar en la mezcla todo aquello que suene mal, que se considere un error, o que simplemente no deseamos que este ahí, es decir, la etapa para mejorar y agregar cosas a nuestras canciones son las etapas de grabación y de mezcla de las mismas, no la de masterización, la masterización no va a agregar nada, por lo general quita, o adapta la mezcla para ser reproducida en equipos de audio convencionales, en sus orígenes masterizar se trataba de adaptar la calidad del audio grabado a las limitaciones que suponía su medio de distribución, en aquella época los discos de pasta y posteriormente los de vinilo, con la llegada del CD, esas limitaciones desaparecieron y los productores y/o ingenieros encargados de la masterización tuvieron mas libertad, la cual supuso un fenómeno inesperado, la utilización cada vez mas de la compresión dinámica para llevar las grabaciones cerca del umbral de dolor del oído humano, a esto se debe el hecho de que en los álbumes que compramos percibamos cada vez más un mayor volumen, y digo bien, es una percepción del mismo, no es un aumento real del volumen, pero al parecer por la forma en la que funcionan el oído humano captando las vibraciones sonoras y el cerebro humano interpretándolas como sonido, ruido o música, en muchas personas se genera la falsa sensación o idea de que al sonar mas fuerte suena mejor. Para mí, lo que hace realmente rica a una grabación es la percepción del rango dinámico que me genera como oyente de la misma. Es decir, la compresión aniquila, por así decirlo, el rango dinámico, haciendo que lo que en la grabación original sonaba bajo suene a la altura del resto de los picos, lo cual genera una onda casi cuadrada, ya que el compresor ubica un limite para los picos, haciendo que los picos de onda que sobrepasen ese limite, mueran en ese limite y aumentando el volumen de los picos que no llegan a ese limite para tener una onda mas pareja. En resumen, donde queremos compresión por ejemplo, seria en el redoblante de una batería, o en el bajo de un bajista perezoso que no ejecuta todas las notas con la misma fuerza. Pero si tratamos de transmitir un sentimiento con nuestra canción, si nuestra interpretación fue de lo mas delicada y llena de matices, y cada uno de los instrumentistas impuso un carácter diferente a cada una de las notas ejecutadas, usando fuerza donde se debía y tocando suave donde así se lo necesitaba, el aplicar la clase de compresión mencionada en la etapa de masterización de nuestra canción o disco matará precisamente todos esos detalles interpretativos que hacían grande a nuestra obra. Por lo tanto, la masterización solo debería usarse para que, todas las pistas de un mismo álbum se escuchen a un volumen parejo sin matar el rango dinámico de cada una de las interpretaciones individuales, la corrección de errores y detalles menores (o mayores dependiendo del caso) donde ruidos o sonidos indeseados no fueron encontrados, identificados o eliminados durante las etapas de grabación y mezcla, y por último pero mas importante, la adaptación de lo ya grabado y mezclado para que suene lo mas parecido posible en la mayor cantidad de equipos de sonido en los que se los pueda reproducir. Es decir, no basta con tener dos buenos monitores de estudios y trabajar hasta que se oiga bien por ellos, hay que seguir trabajando hasta que se oiga bien en diferentes auriculares, de diferente calidad y de diferente rango de precios, así como también en diferentes parlantes, bafles, etc. Por lo general bastará con tener un par de buenos monitores de estudio, algún que otro monitor con mayor presencia de graves o un subwoofer (para asegurarnos de que se escuchará adecuadamente en equipos de audio mas caros como los de vehículos tuneados por ejemplo), unos parlantes mas económicos como los de un equipo de audio hogareño, o parlantes de computadora, y nunca esta demás probar con nuestros mejores auriculares así como también con los peores que tengamos. Al menos es lo que yo aconsejaría, de este modo podríamos asegurarnos de que nuestra obra se reproducirá con una calidad mas o menos parecida en los diferentes ámbitos en los que se la pueda llegar a reproducir en un futuro, una vez liberada para la distribución.

Que deberías estar usando en lugar de Sound Forge para grabar música

Si tu sistema operativo es Windows:

  • Audacity
  • KRISTAL Audio Engine
  • Steinberg Nuendo
  • Steinberg Cubase
  • Propellerhead Reason
  • Cakewalk Sonar
  • MAGIX Samplitude
  • Ableton Live
  • Avid Pro Tools

Siendo los dos primeros gratuitos y todos los demás comerciales.

Si tu sistema operativo es GNU/Linux:

  • Audacity
  • Ardour
  • Linux MultiMedia Studio
  • Jokosher
  • Qtractor
  • Rosegarden
  • MusE
  • Traverso DAW

Siendo todos gratuitos ya sea que pertenezcan a la filosofía del Free Software (software libre) o a la del Open Source (código abierto) que no son lo mismo pero ya explicaré por que en algún otro articulo referido a programación y no a música.

Si tu sistema operativo es Mac OS X:

  • Apple GarageBand
  • Apple Logic Pro
  • Avid Pro Tools
  • Ableton Live

Siendo el primero «gratuito» ya que viene con cada Mac en el conjunto de software denominado iLife que incluye además de GarageBand, iPhoto y iMovie, pero al querer actualizar a una nueva versión de los mismos te cobran algo así como 12 euros. Todos los demás de la lista son programas comerciales.

Estás listas son pequeñas y por supuesto son nada mas que un muy pobre consejo de aquellos programas que podrían usar para sus producciones musicales, he dejado muchos otros programas que no recuerdo ahora sus nombres afuera, pero ustedes pueden sugerir más en los comentarios de este mismo post. Los que si he dejado deliberadamente fuera de estas listas son por ejemplo Sound Forge y WaveLab por tratarse de software de edición de audio y no de producción musical o grabación multipista, que son los más adecuados para esta clase de proyectos, aquellos a los que también denominamos DAW (digital audio workstation), los programas de edición de audio, en cambio, como los dos mencionados anteriormente, dentro de un proyecto de producción musical cumplirían el rol de herramientas de edición de audio y no el rol principal de programas de grabación multipista de audio, mezcla y masterización. También esta fuera de las listas que di T-Racks, ya que este es un plugin de masterización (el mejor de todos para mí) que puede agregarse a cualquiera de los programas mencionados (salvo a aquellos que solo funcionen en GNU/Linux), es por eso que no forma parte de las listas de nuestros programas principales de grabación multipista y producción musical, ya que es una herramienta que se agrega a estos para cumplimentarlos y darles la capacidad de poder hacer muchas de las tareas involucradas en el proceso de masterización.

Dudo mucho que puedan ponerle un plugin como T-Racks a Sound Forge o a WaveLab ya que los mismos no están diseñados para eso, a menos que usen alguna tecnología como ReWire de Steinberg, pero esto implicaría una «regrabación» del audio para poder poseer una copia con el proceso o efecto aplicado, es decir que ReWire es una herramienta totalmente validad en muchos ámbitos, pero en lo que respecta a producción musical en un estudio hogareño de grabación puede muy bien estar sobrando ya que otras herramientas realizan muy bien las tareas necesarias sin complicar tanto las cosas.

Sobre la confusión de lo que realmente es un multipista, puedo decirles que Sound Forge, no lo es, Sound Forge es un programa cuya interfase gráfica se corresponde con la denominada MDI (multiple document interface) la cual permite tener varios archivos abiertos al mismo tiempo y editarlos simultáneamente, lo contrario a esto son los programas SDI (single document interface) ya que estos solo permiten manejar de a un archivo o documento a la vez, para trabajar en otro archivo tendría que cerrar el que estoy trabajando y abrir otro, o iniciar una nueva instancia del programa si es que este permite múltiples instancias.

En los programas multipista, en cambio, al documento, se lo llama proyecto, y algunos DAW pueden trabajar con múltiples proyectos simultáneos, lo cual los convertiría en programas MDI. La diferencia radica, que en un multipista, dentro de un solo proyecto, tengo varias pistas, las cuales pueden ser de audio o de datos MIDI (musical instruments digital interface). Cada una de estas pistas puede contener un archivo de audio diferente, y hasta varios en algunos DAW, como es el caso de Samplitude, que tiene la capacidad de tratar cada fragmento de audio como un objeto diferente al que se le puede aplicar de manera independiente otros efectos que pueden o no ser los mismos ya aplicados a los demás objetos contenidos en la misma pista o en otras.

Ahora bien, lo que se pretende de un multipista, es la grabación en diferido de varios instrumentos o grupos de instrumentos (la voz también es un instrumento). De esta manera cada pista de mi proyecto puede contener un instrumento diferente (o varios llegado el caso), con lo cual podría editar o aplicar diferentes efectos a cada uno de los instrumentos por separado una vez que estos ya han sido grabados. La diferencia con Sound Forge es que en este no se tratan a los instrumentos, a los sonidos, o a los fragmentos de audio como objetos diferentes a los cuales se los puede editar individualmente, no, Sound Forge trabaja sobre ondas de audio, es decir modificará la onda para aplicar el efecto o proceso deseado. A esto se lo conoce como edición destructiva, es decir, a menos que yo haya guardado una copia intacta de mi archivo de audio antes de editarlo, al guardarlo con Sound Forge, y abrirlo al día siguiente no podría volver ese audio al estado en el que estaba antes de editarlo.

En un programa multipista, los efectos que se aplican sobre las pistas (u objetos en algunos DAW) son siempre en tiempo real, es decir, cada cosa que grabe en estos programas, se grabara sin procesar, el audio original será permanente, al reproducir el audio el programa se encargará de aplicarle el efecto deseado en tiempo real mientras lo esta reproduciendo sin modificar el archivo original donde el audio se encuentra grabado, esto me da la facilidad de probar muchísimos efectos sin necesidad de deshacer para volver a un estado anterior, simplemente cambio el plugin de efecto que le he asignado a la pista, o los parámetros del mismo, el archivo original siempre estará ahí intacto y podré volver a el cuando quiera, el programa se encarga de que el sonido que salga por mis monitores sea el de la pista elegida con todos los procesos, ediciones y efectos que yo he seleccionado, con lo cual puedo volver siempre a otro efecto o plugin que me gustaba mas o a la grabación original de esa pista, aún varios días después de la ultima vez que guardé el proyecto.

Ahora, el gran detalle de todo multipista, es que me permite grabar en una pista el bajo, en otra la batería, en otra la voz, en otras los teclados, en otras las guitarras, y en otras los coros. Puedo editar, modificar, procesar, aplicar efectos a cada una por separado sin afectar la grabación original a la cual siempre puedo regresar y volver a modificar. Puedo mezclar todo el proyecto decidiendo a que volumen se va a reproducir cada pista, o si en determinadas partes de la canción la pista debe subir o bajar el volumen a determinado nivel y volver a su nivel normal después de determinado tiempo o al llegar a tal posición de la pista, proceso que se conoce como automatización, decidir que porcentaje de cada pista saldrá por los canales derechos e izquierdo de la mezcla estéreo, lo que se llama panning o paneo (aunque algunos usan la palabra panoramización, la cual ni se si existe), y aplicar diferentes efectos o procesos de masterización a lo que se denomina canal máster, es decir la salida estéreo estándar de mi programa DAW. O sea que esta clase de programas combinan la edición en tiempo real de archivos «virtuales» de audio u objetos dentro de lo que denominamos pistas, manteniendo las grabaciones originales intactas, en caso de cambiar de opinión sobre como debe sonar determinada parte de la canción o cuanto debe durar la misma, sumado a las capacidades de una consola o mixer con automatización, mas la aplicación de herramientas que nos permiten la masterización de una pieza musical. Estas cuatro tareas, grabación, edición, mezcla y masterización conforman lo que habitualmente llamamos producción musical, y un programa de edición lineal destructiva como Sound Forge nunca podrá brindarnos todas estas características.

La confusión ha de radicar en las capacidades MDI de Sound Forge supongo yo, es habitual ver muchos archivos abiertos al mismo tiempo dentro de una ventana de Sound Forge, pero al poner play, se reproduce nada mas que el archivo seleccionado, en los programas multipista, al dar play, todas las pistas se reproducen en simultaneo de manera sincronizada, y así tenemos una canción completa sonando, aún cuando hemos grabado cada instrumento por separado y en diferentes momentos. Obviamente que grabar con metrónomo y auriculares es casi una obligación, ya que la mejor forma de tener un buen resultado final, es haber tenido buenas grabaciones al empezar todo el trabajo de producción musical. Si bien la tecnología actual nos permite corregir algunos errores que cometen los músicos, lo ideal es que las grabaciones sean lo mejor posible, para no tener que meternos en el problema de tratar de sincronizar algo imposible de hacerlo, entre las muchas tareas imposibles con las que nos podemos topar al embarcarnos en un proyecto como este.

Otro tema que noto en las consultas que les causa confusión, es cuando no pueden grabar con determinado micrófono, interfase de audio o computadora. Esto en realidad no se debe a una deficiencia en el aparato que nos hemos decidido comprar y tampoco a que hayamos hecho una mala compra o que hayamos sido estafados por el vendedor. Sino mas bien se debe a nuestro desconocimiento técnico en áreas que nada tienen que ver con la musica, como lo son la electricidad, la electrónica, la informática, la acústica y la computación así como los estándares que se han creado, algunos, antes de que naciéramos pero se siguen utilizando en la actualidad, la razón es que la tecnología avanza a pasos agigantados, y los métodos y formas de hacer que las cosas anden bien cambian, pero en algunos casos siguen basándose en cosas creadas en tiempos remotos para nuestras mentes juveniles.

Repasemos algunos de estos aspectos por muchos de nosotros desconocidos que sin pertenecer a nuestra área nos facilitaran mucho las cosas al tratar de grabar nuestra música con un ordenador.

Partamos de la base, el sonido como tal, no existe, tampoco el ruido o la música, todo eso son vibraciones en el aire, ondas que llegan hasta nuestros oídos donde excitan nuestros tímpanos provocando estos un impulso nervioso que al llegar a nuestro cerebro es interpretado por este como sonido, ruido o música. Por lo tanto, estas tres cosas están muy atadas a la subjetividad, personas diferentes en diferentes momentos de su vida pueden identificar una misma onda vibratoria como sonido o como ruido, por lo general llamamos ruido a aquellas vibraciones que nos resultan desagradables, y sonido a todas las otras que son mas placenteras de oír, la música sería la combinación de sonidos en melodías o armonías dentro de un determinado tiempo a un determinado ritmo. Lo curioso es que además de fenómenos como el oído absoluto o el oído relativo, también existen cosas como la sordera melódica o la sordera rítmica. Los poseedores de oído absoluto pueden reconocer cada nota sin importar su fuente de origen, los de oído relativo reconocen las notas basándose en una nota de referencia, quienes tienen sordera melódica son incapaces de percibir los cambios en la altura de las notas y los que poseen sordera rítmica no perciben las variaciones en el tiempo y duración de las notas que generan la cadencia de lo que llamamos ritmo. Estas dos últimas pueden llegar a interpretar todo lo que sea musica como ruido, al ser incapaces de percibir estas diferencias, como era el caso de Napoleón, quien decía que la música era el mas soportable de los ruidos. Por lo tanto quienes poseen las alteraciones antes mencionadas, aún con entrenamiento no podrían reconocer y reproducir notas o tiempos musicales, melodías y ritmos. Estas vibraciones al ser una onda, las podemos medir, la frecuencia de las mismas indica la altura, mayor la frecuencia, mas agudo se percibe el sonido, menor la frecuencia el sonido es percibido como grave. La amplitud de estas ondas representaría lo que llamamos volumen, la ilusión de fuerza en el sonido, lo que en inglés se denomina loudness, que puede diferir de persona a persona, según sus capacidades auditivas, una maquina nos dirá que cierto sonido suena a determinados decibelios, pero diferentes personas los definirán como un sonido bajo o alto en volumen, según aquello que sean capaces de percibir, o la imagen mental que su cerebro forma sobre estos sonidos. De aquí viene la eterna discusión de los vecinos de estadios cuando se organizan recitales en los mismos, si toca una banda de heavy metal se quejan por el ruido, si la que toca es una banda de pop melódico, dirán que no suena tan fuerte, cuando un ingeniero en ambos recitales podría decir que el concierto de pop sonó a mayor cantidad de decibelios que el de metal. Digo esto nada más que a modo de ejemplo, no tiene por qué ser siempre así.

Con el tiempo el hombre desarrolló métodos tecnológicos de capturar, reproducir y amplificar el sonido, los dos principales son los que llamamos micrófonos (capaces de convertir las vibraciones en electricidad) y parlantes (capaces de convertir la electricidad en vibraciones). No entraremos en detalle de sobre como estos dos funcionan, pero si debemos saber que lo que viaja por nuestros cables, ya sea el de nuestros micrófonos, nuestros instrumentos o nuestros bafles, es electricidad, aunque sean escasos milivoltios sigue siendo electricidad. Por lo tanto aplican todas las leyes de la misma, como conductancia, impedancia, corriente y tensión. No es necesario que conozcamos estas leyes para grabar musica, pero nos ayudaría bastante tener una buena noción de las mismas antes de culpar a un micrófono o a una computadora por no hacer su trabajo.

Sea como sea, la electricidad debe viajar por cables, no importa en que momento esa electricidad vuelva a ser convertida en vibraciones sonoras, mientras sea electricidad su medio de transporte serán los cables. La industria ha cambiado de estándares sobre que cables emplear muchas veces a lo largo de la historia. Debemos poder reconocer estos tipos de cables y como convertir de un tipo al otro si deseamos transferir nuestros sonidos a dispositivos diferentes que fueron diseñados en diferentes periodos temporales donde los estándares eran otros.

Entonces tenemos que para las computadoras el audio de alta calidad o de calidad de estudio nunca fue una necesidad y mucho menos una prioridad, así que estas usan un cable finito y de baja calidad para conectar sus parlantes y micrófonos usando para ello una fichita conocida como miniplug o minijack. Los micrófonos en cambio, al menos los profesionales o los que solemos decir que tienen calidad de estudio, requieren un cable de mayor calidad, con un aislamiento que rechace interferencias externas, esto hace que sea un cable mucho mas grueso que el de las computadoras, y poseen una ficha mas grande y robusta que ofrece trabas para una mejor sujeción y seguridad, en estas fichas vemos que los conectores son tres pines gruesos usados para que la electricidad que viaje por ellos sea de la denominada, balanceada. Como verán, completamente incompatible con las fichitas chiquitas y baratas de una computadora, cualquiera sea esta, no importa si es la PC mas barata o la Mac mas cara, todas poseen la misma ficha.

Los instrumentos como la guitarra y el bajo poseen una conector llamado plug o jack, a los cuales conectamos cables blindados y reforzados, con varios aislamientos y fichas industriales o de «tareas pesadas» que resisten el paso del tiempo, las inclemencias del clima, los pisotones, y todo a lo que puedan estar expuestas en una banda que gira por todo el país o por todo el mundo. Estas fichas plug, si bien se parecen a las miniplug son mucho mas grandes y sus cables son mucho mas pesados, no hay caso, no entran en la computadora, y si entraran, con un adaptador por ejemplo, el peso pondría en riesgo la integridad de nuestra cara computadora, no nos olvidemos que ese conector miniplug esta soldado a una débil placa de plexiglás que se puede partir en cualquier momento cuando apliquemos una fuerza excesiva. Estos cables son los encargados de la transmisión eléctrica de sonido a lo que llamamos nivel de linea o line level.

Los bafles por ejemplo, o los monitores ya sean de escenario o de estudio, usan un cable parecido al de los instrumentos, suele ser mas blando, no tan reforzado, ya que por lo general miden muchos metros de largo y debe ser fácil enroscarlos y desenroscarlos, lo que si poseen es muy buen aislamiento para rechazar interferencias y la ficha no es tan robusta pero el formato es el mismo, las que llamamos plug (o jack).

Los teclados electrónicos, las maquinas de ritmo, los mixers de DJ y sus bandejas, los equipos de audio hogareño, televisores y reproductores de DVD, grabadoras portátiles o de rack, ya sean a cassette, CD, mp3 u otro formato, al ser estéreo, es decir, el sonido que emite ya posee dos canales (izquierdo y derecho), transmiten a un nivel eléctrico llamado phono, para los cuales el cable mas usado es el RCA, nuevamente un cable mas fino, aunque puede poseer un mayor aislamiento como el que denominamos coaxial, su ficha es circular con un pin medianamente grueso en el medio, pero siempre vienen de a pares, una para el canal izquierdo y otra para el derecho. Esto no existe en el mundo de las computadoras, si bien sus fichas miniplug pueden ser estéreo como lo es la de la salida de audio (en la que se conectan los parlantes) para conectarle un cable RCA necesitaríamos un adaptador de miniplug estéreo a RCA.

¿Como hago para conectar por ejemplo tres o cuatro micrófonos con ficha Canon (también llamada XLR), dos o tres instrumentos con ficha plug, un instrumento estéreo como un teclado electrónico con ficha RCA o con dos fichas plug, un reproductor de audio externo para tirar pistas sobra las cuales poder tocar o musica mientras la banda no este tocando, y una grabadora estéreo de cassette o de mp3 para registrar el recital, concierto o tocada?

Necesitas una cajita mágica llamada interfase de audio, que posea muchas entradas de diferentes tipos, RCA, plug, Canon, MIDI, salidas para los monitores, etc. Esta se encarga de procesar todo ese audio analógico proveniente de diferentes fuentes, convertirlo a digital, y enviárselos a la computadora, cada uno por un canal diferente, pudiendo asignarle a nuestro programa de grabación, que canal recibirá cada pista para su posterior grabación en simultaneo de varias pistas con diferentes micrófonos e instrumentos en cada una.

¿Y por qué? porque si es verdad que pueden usar adaptadores para crear aberraciones como el pasar un cable XLR balanceado a un miniplug mono desbalanceado que conectarás a la placa de sonido de tu computadora cuya entrada de audio es estéreo y opera a otro nivel totalmente diferente de voltaje y de impedancia eléctrica. Pero, ¿cual será el resultado de todo eso? lo ignoro. Pero de seguro no será de la calidad que le exigirías a otros músicos, y también te provocara muchos dolores de cabeza al no entender por qué tu micrófono de 300 dolares graba tan mal.

El otro detalle a tener en cuenta, es que aún usando la mejor interfase de sonido que podamos encontrar, el sistema operativo de nuestras computadoras se empeñará en controlar él el volumen de todos los dispositivos que le conectemos, así que que si nos topamos con esto de que el nivel de entrada es muy alto o muy bajo, no culpemos ni a la interfase, ni al instrumento o micrófono, ni a los cables, ni a nuestro programa de grabación, lo mas probable si ya chequeamos todo eso, es que no sepamos en que parte de nuestro sistema operativo se configuran esos niveles de volumen, y nos estemos haciendo problemas por algo con lo que tendríamos que haber aprendido a lidiar mucho antes de embarcarnos en un proyecto como el de grabar música con nuestra computadora.

El siguiente consejo que les quiero dar, es que si no sabías muchas de las cosas que mencione anteriormente, tu primer micrófono debió haber sido un Shure SM57 y no un carísimo micrófono de tipo condensador que aunque sea muy caro no es de alta calidad. ¿Por qué? El Shure SM57 es el mejor micrófono de la historia, aún cuando en la actualidad existan en el mercado micrófonos mucho mejores, el SM57 se seguirá usando en cada estudio de grabación que visites a lo largo de toda tu vida. No hay estudio que no tenga por lo menos una docena de estos. Es muy pero muy barato comparado con la calidad que ofrece, y lo mejor, es dinámico, lo cual habla de su forma física de convertir las vibraciones en electricidad, pero, gracias a dios, esta forma de conversión no requiere de una fuente de alimentación externa, o sea, este micrófono, lo enchufas y anda. No necesitas nada más, siempre y cuando lo estés enchufando a algo adecuado, como un mixer o una interfase de audio. El otro método (y sé que hay otros tipos de mics y no solo estos dos, los estoy ignorando deliberadamente) de convertir las vibraciones en electricidad es el de los micrófonos condensadores, estos necesitan sí o sí para funcionar de una fuente de electricidad externa, requieren de 48 voltios, los cuales le son suministrados a través de su cable XLR el mismo por el cual viaja el sonido que estos captan, no se requiere ningún cable especial para que estos micrófonos enciendan, lo que necesitas es que tu mixer o interfase, sea capaz de transportar estos 48 voltios de electricidad a través de un cable XLR hasta tu micrófono, así que si tu mixer o interfase no dice por ningún lado phantom power (así se le llama a esta forma de alimentación) tu condensador nunca encenderá. Por eso recomiendo los dinámicos como primer mic, y siendo el SM57 el mejor y más barato usado por todos los estudios de grabación del mundo. ¿Por que no intentar con uno de estos primero?

¿Por que no intentar con uno de estos primero? Sencillamente, por ignorancia, siempre habrá quien te diga, los dinámicos son los mas baratos así que son los de gama baja, los micrófonos profesionales que usan en los estudios son los mas caros o sea, los condensadores. Error. Otra gente también te dirá, los dinámicos son para grabar instrumentos y los condensadores para grabar voces. Otro error. Son micrófonos y ambos cumplen con su tarea de convertir las vibraciones en electricidad, la única diferencia física suele ser sus rangos polares, los dinámicos suelen ser súper cardiodes o hiper cardiodes, unidireccionales, es decir captan el sonido solo de frente y rechazan los sonidos provenientes de los lados y de atrás, lo que los hacen mas aptos para el vivo, o para redoblantes u otros instrumentos de la batería, así como también para amplificadores de guitarra eléctrica. Los condensadores en cambio, siempre van a ser mas caros, aún cuando sean de calidad muy inferior a la de muchos dinámicos muy buenos como el ya mencionado SM57 u otro Shure, el SM7B, o el Sennheiser MD421. Esto se debe a que ya de por sí la tecnología por la cual funcionan los condensadores es mas cara de producir que la de los dinámicos, y los condensadores suelen ofrecer características mas avanzadas como la de múltiples patrones polares, como ser, cardiode, figura 8 u omnidireccional. Esto puede hacerlos un poco mejores para capturar ciertos tipos de voces humanas, ya que el nivel relativo de volumen que estos micrófonos capturan es mucho mejor, pudiendo usar interesantes efectos que agravan o agudizan la voz cuando el interprete se acerca o se aleja del micrófono. En un dinámico tendrá que grabar relativamente cerca al mismo para que el nivel de la grabación sea apto.

En resumen, que un condenser sea caro no necesariamente habla de su calidad, sino que la tecnología para crearlo de por si es cara. Así que si es tu primer mic, ¿que elegirías? ¿un micrófono condensador caro y de mala calidad? ¿o un micrófono dinámico barato y de excelente calidad? Hay hermosos condensadores, hay horribles condensadores, hay hermosos dinámicos hay horribles dinámicos. Si me lo preguntan a mi los mejores dinámicos que puedan tener en sus vidas van a ser el Shure SM57 y el Shure SM7B, con una muy interesante relación entre calidad y precio. En cuanto a los condensadores, el mejor que puedas tener, seria el Shure KSM32, que así como el SM57 posee un abanico casi infinito de posibilidades, pudiéndolo usar para infinidad de aplicaciones, obvio que es mucho mas caro por el simple hecho de que es condensador, pero vale la pena tener dos o tres.

Y por ultimo, pero no por eso menos importante, las interfaces MIDI. Algo hermoso de los programas de producción musical y/o grabación multipista, es la capacidad de adosar a nuestros proyectos pistas de datos MIDI que serán reproducidas por plugins que en realidad son instrumentos virtuales. De esta manera con un teclado o controlador MIDI podemos ingresar las notas que deberán ser tocadas, y lo que queda guardado en estas pistas MIDI es la información, es decir que notas, cuanto tiempo, y otros datos como la intensidad del golpe sobre la tecla que representa esa nota en nuestro controlador MIDI o si cambiamos de programa (MIDI program) o si estamos usando la rueda de pitch o la de modulación. Esos datos quedan grabados en esta pista como tales, como datos MIDI, pudiendo ser reproducidos mas tarde por un teclado externo, como un Korg Triton por ejemplo, o por un instrumento virtual que funciona como plugin dentro de nuestro DAW, este instrumento virtual puede sonar como una batería, como un violín, como un piano, como una orquesta entera si queremos, y hasta como una bajo o una guitarra, o como una sección de cuerdas o de vientos de una orquesta, pueden ser sonidos electrónicos de sintetizador y una infinidad de cosas más.

Es precisamente esta característica lo que convierte a nuestra computadora en un verdadero estudio de grabación, donde no tengo que gastar millones de dolares para poseer el piano de cola mas grande de mi país, o contratar a una orquesta entera para un par de sesiones, o comprar muchos bajos, guitarras, baterías, teclados, instrumentos étnicos, o informales, para que los músicos estén horas probando con cual grabaran para obtener el sonido que tienen en sus cabezas.

Siempre hablando desde el punto de vista de un humilde estudio hogareño que no se puede dar el lujo de semejantes gastos, si tienes el dinero y quieres gastarlo en instrumentos reales, nada mejor que eso, te aconsejo que lo hagas, será la mejor inversión de tu vida, te lo aseguro. Pero si tu presupuesto es más reducido los instrumentos virtuales te salvaran en más de una ocasión, es cuestión de usar la imaginación, nuestra capacidad, y un poquito de talento.

Ahora, como es mi tradición, partamos de la base, en la actualidad, para nosotros, MIDI, es en realidad tres cosas, la primera, una «interfase» o método estándar por la cual los instrumentos electrónicos intercambian información entre si, la segunda, el cable y/o ficha que estos instrumentos usan para transmitir esta información. Y por ultimo, la tercera, MIDI son también esos horribles archivos sonoros que una computadora o celular es capaz de reproducir a través de esa galería de sonidos de muy mala calidad conocida como GM (General MIDI). Ahora bien, si le ordenamos a nuestro teclado Korg, Yamaha o Roland, que reproduzca uno de esos archivos MIDI que tenemos en nuestra computadora sonará de maravilla, esto es porque si bien, el estándar MIDI sugiere que los primeros 128 sonidos de General MIDI sean los mismos en todos los teclados, no dice nada de la calidad de sampleado que esos sonidos deban tener, es así como el Acoustic Grand Piano de la placa de sonido de mi computadora suena horrible y el de mi Roland suena mas lindo que algunos pianos de verdad que he escuchado en mi vida.

En la «antigüedad» todas las placas de sonido de las computadoras traían un conector MIDI, aquel que conocíamos con el nombre de Game Port, ya que a este mismo también se conectaban los joysticks de las computadoras de por aquella época, lo cual hacia que necesitáramos un cable especial para convertir las fichas MIDI tipo Din redondas y de cinco pines de nuestros sintetizadores a este puerto de ordenador que mas bien se parecía al conector de la pistola de ese famoso clon de NES conocido acá en sudamérica como Family Game.

Ya en la era moderna, y ahora que el USB abarcó todos los dispositivos que queramos conectar a una computadora, las señales MIDI también pueden transmitirse por este puerto, por lo tanto si nos compramos el mas moderno controlador MIDI lo mas probables es que carezca de conectores tipo Din y posea en cambio un conector USB. Esto significa que podemos conectarlo directamente a nuestra computadora con el cable adecuado. O a un hub (o concentrador USB), aparatito que siempre recomiendo, ya que nos permite tener un montón de fichitas USB lejos de los paneles frontal y trasero del gabinete de nuestra computadora, y a la mano para enchufar y desenchufar nuestros dispositivos todas las veces que queramos. La mayoría de ellos recibirán alimentación a través del propio puerto USB (tecnología conocida como USB Power). Por lo tanto y para evitar descargas indeseadas o desbalances eléctricos, conviene que nuestro Hub USB venga con una fuente de alimentación externa, la que dicho sea de paso, podamos ubicar lejos de nuestra interfase de audio para evitar así que campos electromagnéticos provoquen sonidos que no quisiéramos tener en nuestras grabaciones, buen consejo para cualquier fuente de alimentación que tengamos cerca de nuestra interfase.

También puede suceder que nuestra interfase de audio, posea dos conectores MIDI tipo Din, buena idea comprar una de estas si ya poseemos un teclado u otro dispositivo MIDI para el cual compramos de este tipo de cable en otro momento de nuestras vidas.

Se que muchos me preguntarán que interfaces de audio recomiendo yo, así que aquí les dejo mi mini-lista.

Si ya tenés un mixer y solo querés usar la compu para grabar con lo que ya tenés te recomiendo la Behringer UCA-202 o UCA-222 la única diferencia entre ambas, es que con la primera tendrás que bajarte tu solo todo el software gratuito que viene de regalo con esta interfase de la página de Behringer, en la 222 en cambio todo este software viene en un CD que acompaña a la interfase en su caja. Con esta interfase puedes grabar dos pistas en simultaneo, paneando dos de los canales de tu mixer, uno completamente a la izquierda y el otro completamente a la derecha, indicándole posteriormente a tu software DAW que vas a grabar dos pistas simultaneas activando para grabación las mismas y diciéndole al programa que en una grabe el canal izquierdo de la interfase y en la otra el derecho.

Si no tenés mixer y querés grabar dos pistas simultaneas ademas de tener phantom power para tus micrófonos condensadores te recomiendo la Alesis iO2 Express.

Si querés algo de mayor calidad y durabilidad que la Alesis pero de similares características te recomiendo la PreSonus AudioBox 2×2 USB Audio Interface.

Si querés grabar cuatro canales simultáneamente y tener la mayor cantidad de tipos diferentes de conectores posibles te recomiendo la Lexicon Omega.

Si querés grabación multipista prescindiendo de una computadora te recomiendo una Zoom R-16 o R-24.

Concluyendo este que pareció ser un post interminable, espero haberles sido de ayuda y haber aclarado muchas de sus dudas, son libres de comentar tanto como quieran, en la medida de lo posible seguramente recibirán respuesta de mi parte a través de este mismo medio, y cualquier otra información que se les haya ocurrido o haya venido a sus memorias al leer este pequeño mini-articulo, no duden en dejarla por escrito, nunca esta demás compartir lo que sabemos, corríjanme en lo que me haya equivocado, errar es humano, además de que los comentarios que dejen pueden ser muy útiles para aquellos que lean el articulo después de ustedes, los lectores también son parte del blog, y ejercen su rol al dejar un comentario, sin importar la índole del mismo, todo suma. Muchas gracias.

Si te gusta lo que lees considera contribuir con este blog para que el mismo pueda tener más y mejor contenido. Contribuir.

Lectura recomendada:
Home Recording Studio (un estudio de grabación en tu casa)
Pequeñas respuestas a pequeñas preguntas
Hacer música versus editar audio
Introducción al Home Recording (más completo, con imágenes)

Licencia Creative Commons
Esta obra de Juan Pablo Castañeda está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 3.0 Unported.

Anuncios

6 comentarios sobre “Mastering, Sound Forge y otros jerbos

  1. Yaa instalé mi UCA222 y con mi MIXER ymi microfono beringher y A la hora de darle a garabr sale el famoso sonido (hiss) ese ruido horrible que no deberia de sonar

  2. Hola Kevin, yo tuve el mismo problema con una UCA202, es un problema eléctrico, no de la interface, la única forma en la que pude deshacerme del problema fue usando cables RCA con aislamiento reforzado (de los gruesos, un cable por cada conector RCA, no de esos que vienen dos cables finos pegados) y de ser posible, los que tienen ficha dorada, esas fichas están hechas de una aleación que contiene cierto porcentaje de oro, lo cual ayuda a rechazar toda clase de interferencias. Ese ruido siempre tiene un origen eléctrico, motores, transformadores, elevadores de tensión, fuentes de alimentación (como la de la computadora), hay que alejar o apagar todo, trata de alejar la interface tanto del gabinete de tu computadora, como del estabilizador de tensión (si es que usas uno), y la instalación eléctrica de tu casa debe tener un buen cableado a tierra. Espero que alguno de mis consejos te haya servido para solucionar tu problema, de no ser así deberías revisar todos los cables de alimentación y de audio para ver si alguno está defectuoso o es de mala calidad. Si no puedes deshacerte del ruido y necesitas que los archivos estén limpios ya, existía un plugin de Sound Forge que yo usaba (cuando Sound Forge era de Sonic Foundry, ahora es de Sony e ignoro si seguirá existiendo ese plugin), se llamaba Sonic Foundry Noise Reduction, y no era nada parecido a un Noise Gate, formaba parte del paquete de plugins para convertir discos de vinilo a audio de formato digital, este plugin te permitía capturar un “noiseprint” (impresión de ruido), seleccionando un área del archivo donde solo se oyera ruido, con eso el plugin sabía que frecuencias componían el ruido y las eliminaba completamente del archivo, dejando el audio limpio, aunque si el ruido abarca muchas frecuencias el resultado puede sonar un tanto extraño, como “encerrado en una copa de cristal” decía yo, es recomendable usarlo con ruidos sutiles, como el hiss, he obtenido buenos resultados haciendo buen uso de ese plugin.

    1. Si lo que buscas es algo que te resulte fácil usar, debes primero tomar en cuenta tu experiencia previa, yo he usado Windows toda mi vida, y antes de eso DOS, por lo tanto algunos programas que nacieron en Linux o en Mac (como Photoshop y Pro Tools, entre otros) y mas tarde fueron “portados” a Windows me resultan un tanto confusos a la hora de trabajar, debido a que su interfaz no me es familiar, y tienen cosas “muy mac”. Pasé por varios programas de producción musical, Cubase, Nuendo, Sonar, Reason, pero me quedo con Samplitude, es un programa que nació con Windows, y desde que lo empecé a usar me resultó todo muy intuitivo, la mayoría de las cosas estaban donde me imaginaba que podían estar. Aún así, todos los programas que mencioné requieren de práctica y paciencia, se tarda un tiempo acostumbrarse a ellos, puedes buscar tutoriales del programa que elijas en YouTube y si vas viendo que no te gusta, cambia y prueba con otro. Alguno se ajustará a tu forma de pensar y de usar la computadora. Con respecto al género, puedes usar cualquier de los que mencioné mas arriba para grabar cualquier género que se te ocurra, no importa que alguien te diga lo contrario, son solo programas, y hacen lo que nosotros queremos que hagan, lo único que te debe importar son los plugins que existan para el software que elijas, todos vienen con varios plugins ya incluidos, que conforman las funciones básicas del programa, pero puedes agregarles los plugins que tu elijas o consideres necesarios, algunos de esos plugins son multiplataforma, o sea, que pueden ser instalados en cualquier programa que hayas elegido, pero otros son exclusivos de determinado programa, o sea que si te interesa un plugin en particular, y ese plugin es exclusivo deberías elegir el programa en el cual funciona.

  3. Buenos Días tengo el el Alesis Express y cuando grabo una voz con el Sound forge solo me reconoce un solo canal me fije en las configuraciones y no encuentro la falla me podrás ayudar?

    1. Te recomiendo no usar Sound Forge, si trabajas con voces, y solo quieres grabar una pista, si, puedes usar Sound Forge, pero para cualquier otra tarea, deberías estar usando algún programa multipista. Sound Forge está pensado desde el punto de vista del audio pre-grabado, si bien puedes grabar con el desconozco si su ultima versión te permite grabar de distintos medios simultáneamente, las versiones anteriores que conocí no lo hacen. Cuando grabás de un micrófono, la fuente es mono, por lo tanto es natural que lo que grabes quede en un solo canal, para grabar una señal estéreo, necesitarás una interfaz con un mínimo de dos canales, y usar dos micrófonos, conectados cada uno de ellos a cada uno de los canales de tu interfaz. Por lo tanto, si esto es lo que deseas hacer, busca un software que sea DAW (Digital Audio Workstation), algunos que te puedo recomendar son Audacity, Sonar, Reason, Cubase, Nuendo y Samplitude. En este deberás crear dos pistas, una para el canal izquierdo, y otra para el canal derecho, y asignar a cada una de esas pistas un canal de tu interfaz (canal 1 y canal 2), y entonces si al grabar obtendrás una grabación de dos fuentes simultaneas. Si lo que quieras es que tu Sound Forge grave en estéreo aunque tu fuente sea mono, hay varias cosas que puedes hacer, por ejemplo, duplicar el canal, copiar el canal L al canal R, o viceversa, y aplicarle a uno de los dos un ligero delay para crear una falsa sensación de “verdadero estéreo”. De hecho uno de los plugins de delay que vienen con SoundForge te permite crear este efecto seleccionando uno solo de los dos canales, creo recordar que se llamaba “pseudo-estéreo” o algo así. Saludos. Y consúltame nuevamente por cualquier inconveniente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s